El Mate en Uruguay

El Mate en Uruguay

El mate es parte clave del alma uruguaya. Tanto como el fútbol o el asado. Es tan querido como Pepe Mujica, Galeano, Benedetti o Luisito Suárez. Los uruguayos no se separan de su termo, su yerba y su bombilla. Salir a la rambla de Montevideo sin el mate es como salir sin pantalones.

Anahí en TVN

Anahí en TVN

Los Secretos del Mate Está de moda, si hasta restoranes ya lo tienen en su carta. Conoce los detalles que esconde esta tradicional infusión de las abuelitas. Ver video aquí.

Alicia Alberro: ¡No puedo estar sin mate!

Alicia Alberro: ¡No puedo estar sin mate!

Los latinoamericanos tenemos la costumbre de sentirnos hermanos. Nos une la música, la historia y hasta las catástrofes. También nos relacionamos a través de las costumbres o por medio del aprendizaje de ellas. Sin embargo, emigrar a un país vecino, cualquiera sea la razón para hacerlo, implica un cambio total del entorno, el cual no siempre resulta fácil. Mantener un rito propio, una tradición personal o social, es una forma de conectarse con el pasado y establecer un puente seguro con el presente. El mate, puede convertirse en ese puente; el mate nos acerca. Leer Más Acerca deAlicia Alberro: ¡No puedo estar sin mate!

Mate y tereré frente a frente

Mate y tereré frente a frente

Nota publicada por Francisco Siredey E. en el diario La Tercera

Uruguayos y paraguayos comparten la afición por tomar esta tradicional infusión sudamericana, que presenta diversas características en cada país.

Ver gente con termos bajo el brazo es cosa habitual en las calles de Montevideo o Asunción. No ocurre lo mismo en Santiago, aunque tal vez algunos estadios o centros de entrenamiento sean la excepción. La importante legión de argentinos, uruguayos y paraguayos que juegan en el fútbol chileno ha traspasado el gusto por “cebar mate” (prepararlo) incluso a los jugadores nacionales. Leer Más Acerca deMate y tereré frente a frente

“Cuando no tomo mate, lo hecho de menos”

“Cuando no tomo mate, lo hecho de menos”

Nicolás llegó a Chile por trabajo, camina los 34 años, está casado, tiene dos hijos “una nena de cuatro y un chico de tres”. Es sociólogo y vino para trabajar en lo que más le gusta: la investigación. Específicamente en la facultad de sociología de la Pontificia Universidad Católica. Todos los días toma mate, una tradición totalmente arraigada en su Uruguay natal, y que día a día toma más adeptos en Chile. Leer Más Acerca de“Cuando no tomo mate, lo hecho de menos”